Medicina Estética

Llega el verano, la época estival por  excelencia, que invita no sólo a disfrutar de nuestro tiempo libre sino de lucir nuestros mejores looks. Para que un look sea completo, nada mejor que preparar la piel para que luzca hidratada, luminosa, uniforme y elástica. Hoy en este post nos ocuparemos de cómo preparar nuestra piel para que luzca espléndida en esta época, con unos de los tratamientos estrella del verano y que cada año se posiciona con más fuerza por su efectividad. Peeling de Verano de ácido Ferúlico.

Vayamos por partes, fundamentalmente   los tratamientos deben ir encaminados a:

Renovar la capa córnea de la piel (más superficial), eliminando las células muertas, lo que nos  permite convertir  las pieles ásperas y rugosas ( síntoma de pieles deshidratadas y apagadas ) en pieles de textura suave, limpias y de aspecto uniforme.

Hidratar la piel en profundidad, como consecuencia de la renovación celular, se consigue el aumento en  la producción de células de colágeno y elastina.

Reforzarla y protegerla para prevenir de los efectos nocivos del sol.

Todo ello podemos conseguirlo con los peelings de verano de ácido Feúlico.

Como ya expuse en el post ??, dependiendo de la profundidad a la que llegamos con los peelings  pueden ser superficiales, medios y profundos. La elección de la profundidad depende  en muchos casos de los resultados que deseemos obtener y la calidad de piel que tratamos. Estos 2 últimos peelings, siempre son recomendables realizarlos después del verano, cuando ya no vamos a tener una exposición directa al sol, como en las épocas estivales. A partir del otoño hasta incluso una primavera avanzada,  si esta fuera suave y no excesivamente soleada.

Los peelings de verano se mueven dentro del rango de los peelings superficiales, que sólo tratan la capa cornea (la más superficial de nuestra piel) y la renuevan, eliminando  las células muertas  del estrato córneo de forma controlada, dejándola más luminosa, limpia, elástica y uniforme. Tiene una excelente tolerancia, ya que el pelado es mínimo e imperceptible, por lo que el tratamiento no nos aparta de nuestra vida social.

Si unimos los efectos del peeling superficial con las propiedades del ácido ferúlico, tenemos la combinación perfecta para hacer un tratamiento excepcional para la piel.

  • El ácido ferúlico es un compuesto vegetal con alto poder antioxidante, que protege la piel de las agresiones causadas por los radicales libres, inhibiendo y neutralizando su acción. Protege el ADN celular, lo cual le confiere un efecto anti-cancerígeno. Proporciona  protección a la piel de los  rayos UVB y UVA. Potencia la acción  antioxidante de las vitaminas C y E. Previene  el envejecimiento prematuro causado por los rayos ultra-violeta, ya que estimula la síntesis de colágeno y elastina, induciendo a una hidratación intensa. Actúa sobre las arrugas, ayudando a prevenir la aparición de líneas de expresión y suavizando las ya existentes. Reafirma y mejora la elasticidad de la piel, manteniéndola con un aspecto más joven.
  • Disminuye la acumulación de melanina, reduciendo y aclarando las manchas, unificando el tono de la piel. Protege la capa dérmica. Este ácido es capaz de crear un escudo protector que impide el daño causado por  el sol.Hace más efectivos los filtros solares.

Este ácido se puede utilizar para peelings medios, aumentando el número de capas y  sellando el tratamiento con activos que contengan ácido retinóico, que se mantiene en la piel durante unas horas. Estos peelings serían aconsejables después del verano, para paliar  más profundamente los efectos nocivos del sol, produciendo un pelado más visible, que durará  un par de días pero para nada  tan escandaloso que nos aparten de la vida social. Es un pelado como cuando te pelas después de una quemadura solar  leve.

Las sesiones del peeling no duran más de 30minutos y pueden efectuarse incluso 1 vez por semana. Aunque no existe un pelado profundo, si lo que intentamos es unificar el tono de la piel, sería aconsejable el uso de factor de protección alto, aunque esto debería ser una constante en nuestras rutinas de belleza durante todo el año, independientemente de que te sometas a este tipo de tratamiento.

He de reconocer que soy una enamorada de los peelings de ácido ferúlico, por su seguridad, su efectividad y por el alto grado de satisfacción que crea en los pacientes y en el profesional que los utiliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos Disponibles